RockdelDia

PINK FLOYD THE WALL

Roger Waters para la grabacion de THE WALL  no se fiaba de nadie, ni siquiera del productor BOB EZRIN que había contratado. Como cuenta el biógrafo Mark Blake en Comfortably numb: the inside story of Pink Floyd, el bajista se dirigía con desprecio a Ezrin, pero este no se amedrentaba: “Al inicio, hubo un momento en que Roger me estaba hostigando y me giré y le dije: ‘¡Léeme los labios, hijo de puta, no puedes hablarme así!”, recuerda Ezrin en el libro. 

Roger Waters proponía un disco nada  simple, era un álbum conceptual sobre un personaje llamado Pink (su alter ego), una estrella del rock que vive aislada del mundo. Además, lo concibió como una obra total: contemplaba un trabajo discográfico, un concierto y una película.  David Gilmour pensaba que algunas canciones de Waters para The wall no eran suficientemente buenas, pero por otra parte, él no había hecho los deberes. “Básicamente, [Roger] sentía que yo era completamente obstructivo”, dijo el guitarrista a Rolling Stone. “Lo cual no es del todo cierto. Mis críticas y objeciones fueron constructivas de la mejor manera posible”, explico en su momento Gilmour.

Roger Waters,  se llevaba mal con Gilmour y Ezrin, a Wright no le perdonaba tampoco su carácter; el tecladista se creía productor y se pasaba el día en el estudio pegado a Ezrin y Waters opinando de todo, lo que irritaba bastante a ambos. Durante unos días de descanso, Waters indicó al mánager que contactase con Wright, de vacaciones en Grecia con su familia, y le informase de que estaba fuera de la banda. Como quiera que Wright se negó, Waters lanzó un ultimátum: o abandonaba la formación tranquilamente al final de la grabación o The wall no se publicaría como un disco de Pink Floyd. Wright finalmente aceptó.

Bob Ezrin, a cargo del sonido del onceavo álbum de estudio de los británicos Pink Floyd, publicado el 30 de noviembre de 1979, refuerza la idea de que el material que nació de la mente prolífica de Roger Waters tras la agotadora gira del álbum Animals que llevó a la banda prácticamente al borde de la desintegración es una ópera rock de alto contenido político y social que marcó un hito en el desarrollo de los Shows de Superventas.

Facebook Comments
To Top