MusicNews

La parte más desnuda de C. Tangana queda expuesta en “El Madrileño”

Con una delgada línea entre el voyerismo y un corazón roto es como nos deja el mas fresco material de C. Tangana: “El Madrileño

Desde “Agorazein” en 2008, la atención a Tangana había estado dispersa, fuera de que es un material que realmente no entra en el ego del español, este 2021 saca un material (que como es típico del género) polariza opiniones. Hemos sido testigo del In Crescendo que ha tenido a lo largo de estos años, siempre con una bandera de polémica por delante.

Llega a nuestros oídos “El Madrileño”, un disco que lo deja hasta hoy en la cumbre de su carrera, con “la vara muy alta”. Y es que las críticas se cuelgan por cientos en redes. Un disco que es toda una bomba de estilos, de colaboraciones, un disco que puedes amar u odiar, un material que puede rayar en lo coloquial, pero que también hace referencia a Alejandro Sanz.

Un disco que genialmente puede amalgamar géneros como la bachata y el corrido, donde el bajo sexto puede resultar delicioso al oído, incluso de los que no gustan del género. Un material donde existe el folclor del pop flamenco y la salsa, como si brincáramos de bar en bar, todos en un mood distinto.

Ed Maverick funciona muy bien a pesar del loop que resulta ser su participación y que puede convivir sin mayor problema con un emblema como lo es José Feliciano, a su vez Andrés Calamaro, que, junto a Jorge Drexler resultan ser la cereza del pastel y que se ponen a la par con un exponente del regional como Adriel Favela, lo cual resulta en una locura de conceptos impresionante.

En esta ocasión Antón apuesta por un espectro musical-cultural infinito, basto, donde las posibilidades se vuelven realidades.

Las canciones de “El Madrileño” tienen la gran y total facultad de moverte o hacerte llorar; es como una montaña rusa, donde la lirica a veces duele, otras más pudieran pasar inadvertidas haciendo protagonista a la melodía; pero, uno a uno los 14 tracks que componen este material de estudio tienen una característica bien marcada, en obviedad colocada: el empatar sentimental o sensorialmente con el público.

Las opiniones pueden ser muchas, pero lo cierto es, que independientemente de un tema de “letras denigrantes” la formula es innegable, es un disco con un sello personal, que devela la parte más desnuda de Tangana; la parte más íntima y difícil de expresar, el sentimiento que se percibe es genuino, contundente y permea de inicio a fin al escucha.

El Madrileño” sin duda es su material más ambicioso, de quien es un experto en crear un hype de inmediato en cada entrega. Es una reinvención del sonido urbano, del sonido español, que hoy se traduce en millones de reproducciones en plataformas de Stream y que ha sido escaparate a un mundo en aislamiento.


Facebook Comments
To Top